Emiliano se queja de mala atención del IMSS

La mala atención en el “seguro” es uno de las razones en que mi esposa esté muy enferma”, expresó Emiliano Hernández Hernández, quien tuvo que sortear muchos problemas por el estado de salud de su compañera de vida, que sigue delicada.
El asunto se dio a conocer ayer por la noche y se hizo viral, pero Emiliano la narró con voz propia en entrevista en la plaza principal, después de solicitar ayuda a las autoridades municipales.
Emiliano de escasos recursos económicos manifestó que su esposa Olga García abortó y fue cuando acudieron a la clínica rural del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Huejutla, pero que a pesar de que llegaron un jueves la operaron hasta el lunes y que regresó un día después una doctora informó que la volviera a someter a cirugía.
Dijo que como no quedó bien la canalizaron al hospital regional de la Huasteca y posteriormente al hospital general de Pachuca en donde narra que también se puso delicado de salud, el diagnóstico según una doctora, fue leucemia.
El huejutlense narra que consiguió dinero prestado pero que se desmayó por lo débil que estaba y cuando despertó le habían robado el dinero que tenía y que era necesario para los medicamentos de su esposa a quien cuidó desde hace poco más de tres meses en el hospital.
“Ya no puedo caminar, me dio una parálisis, pero yo quiero hacer de todo”, advirtió Emiliano quien rompe en llanto al verse imposibilitado para trabajar.
Compartió que le preocupa dónde quedarse, porque en la colonia Adolfo López Mateos (antes Papalotes) se metieron a robar mientras estaba en Pachuca y lo dejaron sin nada.
El matrimonio tiene tres hijos, dos niños Mauricio de once y Jorge de ocho años de edad, la más pequeña María cumplirá tres años el próximo mes.
Olga, después de siete cirugías fue canalizada de nueva cuenta a Pachuca. Está en terapia intensiva. Su esposo tiene el anhelo que ambos se recuperarán, aunque reconoce que será muy difícil, porque ya no tiene matriz y tiene perforado el intestino.
Ante el caso la comunidad huejutlense se organizada para cooperar con lo que cuenta para ayudar a estas dos personas que son consideradas como ejemplos de lucha por la vida.
Emiliano dice que no pondrá denuncia contra el seguro, porque lo importante es cuidar a su esposa y ver porque sus hijos coman, a pesar de que está impedido para hacer sus labores como jornalero, debido a que tiene un bastón que lo ayuda para caminar y la parálisis facial le dificulta comunicarse.

Déjanos tu comentario