CANCELACIÓN DE CARTELERA EN AQUISMÓN ¿VENGANZA POLÍTICA?

Por Salvador F. Taboada.

Aquismón

Hace algunos meses la presidenta de Aquismón Yolanda Josefina Cepeda anunció con bombos y platillos  una cartelera espectacular para la feria de Santiago y Santa Ana que se tenía previsto del 21 al 26 de julio en la unidad deportiva que contemplaba la presencia de artistas de gran renombre como son el dueto Emanuel con Mijares, La banda Adictiva, Los Recoditos, La banda MS, Los Huracanes del Norte y Margarita, la Diosa de la cumbia.

Pero sospechosamente después de las elecciones se canceló, argumentando primero actividades de la entrega – recepción, falta de recursos y por ultimo objetaron que sería por el tema de seguridad.

Al saberse la noticia, varios medios de comunicación, publicaron la cancelación de la feria, por lo que el Ayuntamiento envió un comunicado diciendo que la feria de Santiago y Santa Ana no se cancelaba, solo se reajustaba las fechas para la celebración de la fiesta patronal con su tradicional cabalgata, pero con el pequeño detalle que lo único que se cancela es la presentación de los artistas por seguridad.

Yolanda Josefina Cepeda es Presidenta Constitucional de Aquismón para el periodo 2015 – 2018, de extracción priista. En su gobierno, la alcaldesa se caracterizó por dar siempre la nota con grandes inversiones en desarrollo, infraestructura y turismo para ello, se hacía acompañar de media docena de medios de comunicación que vitoreaban y adulaban su trabajo con cargo al erario público por medio de convenios de difusión.

Yolanda presumía su cercana relación con el gobernador del Estado Juan Manuel Carreras y con ello, aterrizaba apoyos en infraestructura para la proyección turística hasta llegar al punto de asegurar que Aquismon seria proclamado “Pueblo Mágico” en su gestión.  Promesa que divagaba con la realidad ya que desde el 2017, SECTUR no tenía ya contemplado incrementar el número de pueblos Mágicos en el país, aun cuando estos tuvieran los requisitos necesarios debido al recorte presupuestal en ese rubro.

El año pasado sorprendió con una cartelera ferial de renombre y altamente costosa con la participación estelar del internacional Ricardo Montaner y prometiendo superar la exitosa feria por la cual desfilaron los personajes políticos de más alto nivel del estado empezando por el gobernador Juan Manuel Carreras, diputados y presidentes municipales.

Teniendo en su baraja la venia del gobernador y medios de comunicación a modo para su proyección, Yolanda Josefina Cepeda apostó por la reelección abanderada por el Revolucionario Institucional.

Inició con el anuncio de la cartelera ya mencionada y con la mención de que Aquismón prácticamente seria proclamado “Pueblo Mágico”.  Ambas menciones erróneamente fueron la bandera de la campaña del PRI a la presidencia municipal.

El primero porque las ferias patronales, no son un botín político que pudiera capturar votantes, ya que son eventos enfocados a un público de clase media. Aquismón contempla  según datos del INEGI casi 50mil habitantes de los cuales el 50% son de grado de marginación alto por lo que está incluido por SEDESOL en el programa de la cruzada nacional contra el hambre. Difícilmente la mayoría de la población de Aquismón no podría tener acceso al espectáculo de la cartelera.

El otro tema pues fue una simple promesa que no estaba en el poder, ni en la gestión de la entonces candidata a la alcaldía por el PRI para el periodo 2018-2021 en el sentido de proclamar a Aquismón como “Pueblo Mágico” por lo antes mencionado por lo que simplemente era una promesa de humo, una falsedad.

En la campaña Yolanda Josefina Cepeda se encontró con una férrea competencia con Oscar Suárez Mendoza abanderado por el frente PAN, PRD, MC. Quien capitalizó el descontento de las comunidades indígenas que se decían olvidadas por el gobierno de Yolanda.

La campaña estuvo manchada por actos de violencia, acusaciones mutuas entre ambos equipos de los candidatos, situación que prendió las alarmas al gobernó del estado y se consideró a Aquismón como un foco rojo. Conatos de enfrentamiento se suscitaban con frecuencia entre ambos grupos, actos de vandalismo se vivieron como cuando se le prendió fuego a un auto BMW propiedad de un sobrino del candidato del frente.

La policía estatal tuvo que hacer acto de presencia fuertemente armada con tanquetas blindadas para salvaguardar la integridad de los habitantes de la zona.  Por su parte Yolanda Cepeda decía tener temor por su seguridad y hasta amagó con renunciar a la candidatura.

Finalmente, en los comicios que por cierto fueron impugnados por el PRI,  Yolanda Cepeda tuvo una contundente derrota por más de tres mil votos. Sospechosamente después de los resultados, la cartelera ferial fue cancelada y en cuanto a la promesa de convertir Aquismón en pueblo mágico se limitó a comentar que ya se encontraba en sus últimas etapas para la nominación pero que el panorama se volvió gris ya que por falta de contactos y de gestión el nuevo gobierno no podrá realizarlo.

¿Venganza política? Lo cierto es que Yolanda Josefina Cepeda pasará a la historia como la presidenta que después de perder canceló la cartelera en un reflejo de revanchismo. Sin importar que tanto promovió al pueblo en su gestión o qué obra realizó. Una mala apuesta, para la perpetuidad y lo de la llamada nominación a ser “Pueblo Mágico” es una simple tomada de pelo.

 

Déjanos tu comentario